Golpes de compensadores hidráulicos

Al arrancar el motor después de la parada, se oye un sonido específico (frecuente “chasqueteo”), característico para el funcionamiento de los compensadores hidráulicos. En el motor en buen estado el sonido desaparece a medida que se callienta el motor, pero si los compensadores hidráulicos están defectuosos, continúan golpear. La razón del ruido desagradable puede radicar en toberas sucias y/o compensadores hidráulicos desgastados. Por lo tanto es necesario limpiar el mecanismo antes que nada. Esto ayudará a determinar la causa de golpes: si están provocados por impurezas, desaparecerán después de la limpieza de las toberas. Sin embargo, si los golpes persisten, esto significa que los compensadores hidráulicos están desgastados. Hay un método más de resolver este problema: aumentar la viscosidad del aceite o cambiarlo por un aceite más denso. El aceite más viscoso compactará los juegos. Si el desgaste está crítico, hay que cambiar los compensadores hidráulicos.

Golpes de compensadores hidráulicos

Recomendaciones

Limpieza de las toberas de los compensadores hidráulicos: VitaFlush , que se agrega al aceite de motor (recorrer de 200 a 1000 km).

Aumento de la viscosidad del aceite: Atomex Complex Oil Treatment Aditivo antihumo con revitalizante.

Aplicación del aceite con la viscosidad más alta a altas temperaturas: por ejemplo, cambiar el aceite con la viscosidad SAE 5W-40 al aceite SAE 5W-50.

Nota

La experiencia demuestra que la aplicación del acondicionador de metal VERYLUBE Turbo, que tiene propiedades suaves detergentes permite reducir los golpes de los compensadores hidráulicos.

Catálogo

Aceites
Ingresar